martes, septiembre 04, 2012

Pensamientos



Estaba despierta ahuyentando los malos pensamientos. Una cumbia sonaba a lo lejos o quizá en mi memoria. Yo que solo prefiero a Mozart y estoy tan sola. Esta noche pensando. Pensando que quizá no es suficiente querer que nos pase.
Y se acabó la música y yo pensaba si solo no era mi deseo de que se esfumara y justo en ese momento volvió a sonar. La letra era triste aunque la canción alegre.
Canciones de niñez, de mi barrio bonito. Del son cubano, del valsecito peruano.
Todos los recuerdos juntos son demasiado para mí, para este cuerpo que ya no puede soportar el peso del ayer que se va y se siente hondo porque todavía duele y está presente el deseo de querer que se mantenga, de que no se muera, que vuelva a ser lo que era, lo que yo quería…

No hay comentarios.: